top of page

Terapias biológicas (I)

Actualizado: 19 ene 2019

"La rodilla de Nadal necesitará mas factores de crecimiento" Rafa Nadal junto a otros grandes deportistas como el jugador del Barça, Andrés Hiniesta han servido para hacer popular este tipo de terapias. Hasta hace unos años eran desconocidas, pero gracias a Mikel Sanchez (traumatólogo español considerado el padre del PRP) este tipo de terapias "futuristas" se han abierto paso poco a poco en el mundo deportivo y traumatológico para ser a día de hoy tratamientos muy efectivos (menos agresivos y favorecen la rápida recuperación).

Pero no todos los tratamientos que se ofrecen actualmente tienen el mismo método de acción así como indicación. Por ello, vamos a intentar aclarar los conceptos.

  • PLASMA RICO EN PLAQUETAS

También conocido como PRP, o mas comúnmente factores de crecimiento, no se debe de confundir con células madre.

Este tipo de terapia se basa en la acción potencialmente cicatrizante y de regeneración que poseen las plaquetas. Las plaquetas poseen unas proteínas activas biológicamente que se encarga de la regeneración de los tejidos.

El PRP consiste en la extracción de sangre del paciente (se obtiene de manera similar a una analítica) para posteriormente extraer y concentrar las plaquetas. El segundo paso sería realizar una infiltración con esta concentración en la lesión que presenta el paciente. Ésta se puede realizar mediante ECO o incluso mediante visión directa por artroscopia como se realiza en las lesiones meniscales.

Una vez en la lesión esta concentración estimula la multiplicación de las células sanas que hay alrededor de la lesión, aumenta la angiogénesis (creación de vasos sanguíneos para aportar nutrientes y oxígeno) y favorece la diferenciación de las células madres que existen en los tejidos para que den lugar a células sanas del tejido lesionado.

Los factores de crecimiento están indicadas principalmente en lesiones osteo-tendinosas. Están ampliamente demostrados los efectos cicatrizantes y el acortamiento de la recuperación de lesiones de tendones (Rafa Nadal) así como de lesiones musculares tipo roturas musculares (Andrés Hiniesta).

Además se puede usar en roturas intrasustancia de meniscos y en el tratamiento de patologías del cartílago. En este caso las condropatías severas (grado III y IV) no serían la mejor indicación, pues no ayuda a regenerar cartílago, pero si a disminuir la inflamación de los tejidos que existen favoreciendo que no progrese la degeneración de esos tejidos. El plasma rico en plaquetas si está indicado sobre todo en condromalacias leves (grado I y II).

Cabe destacar que la acción de este tipo de tratamiento depende de la concentración de plaquetas que se consiga, y ésta va a depender de la biología del paciente (número de plaquetas del paciente) así como el sistema de concentración.

Actualmente nosotros trabajamos con diferentes casas comerciales que nos posibilitan la obtención de concentraciones muy elevadas, lo cual nos permite tratamientos con una sola inyección (disminuye las potenciales complicaciones) a diferencia de los tratamientos ofrecidos hace unos años de 3, 5 o mas inyecciones.

  • CÉLULAS MADRE

Es un tratamiento mas complejo y con un potencial mucho mas importante el plasma rico en plaquetas. Coloquialmente hablando podríamos comparar las células madre como "semillas" para dar lugar a células sanas del tejido donde las implantamos.

Los tejidos tienen en su interior células maduras diferenciadas en el propio tejido (ej. condrocitos en el cartílago). Estas células solo son capaces de dar lugar a células similares cuando tenemos una lesión (cicatrización del tejido).

Para ayudar a la cicatrización podemos aplicar células que en contacto con el tejido a curar se transformen en células diferenciadas del propio tejido. Este tipo de células que aplicamos son las llamadas células madre. Pero hay dos tipos de células madre:

  1. células madre pluripotenciales. Son células que pueden dar lugar a cualquier tejido del cuerpo humano. Son muy numerosas en el cordón umbilical y de ahí que se esté potenciando el guardar esas células para un posible uso en el futuro.

  2. Células Madre Mesenquimales. Son las células que usamos generalmente en traumatología, pues son células que no se pueden diferenciar en cualquier tejido pero si en los tejidos del aparato locomotor (hueso, cartílago, tendón, musculo y ligamento) además de otros tejidos adultos.

Por tanto cuando se habla de células madre nos referimos a Células Madre Mesenquimales o CMM. Estas células se pueden obtener de dos maneras diferentes; la primera descrita y mas usada es la obtención de cresta iliaca o cuerpo vertebral. Mediante un instrumento punzante se realiza una aspiración de médula osea (donde mayor concentración de CMM existe). El otro método algo mas nuevo y que está teniendo también buenos resultados es la obtenida de tejido adiposo. En este caso se realiza una liposucción generalmente en abdomen (se ha comprobado que existe una cantidad muy elevada de CMM en la grasa adulta).

Una vez obtenidas las CMM se procede a un aislamiento y concentración de las mismas para aplicarlas en el tejido a tratar.

Este tipo de terapia está indicada sobre todo en retardos de consolidación de fracturas, necrosis oseas (como las necrosis de cadera), condropatías graves (grado III y IV focales),...

  • nSTRIDE

Es un tratamiento muy novedoso que consiste en la obtención de unas proteínas que "paralizan" la degradación del cartílago.

Dedicaremos una entrada de nuestro blog a esta terapia biológica que está revolucionando el tratamiento de la osteoartritis.



175 visualizaciones0 comentarios

Entradas recientes

Ver todo
bottom of page